domingo, 15 de febrero de 2015

Actividad para 6.6 para los que no se les califico

Hola, si no presentaste la activiad el viernes anterio, lee y realiza esta, llevala a clase del dia 20 en hojas.



Hay ciencias que se estudian por simple interés de saber cosas nuevas; otras, para aprender una destreza que permita hacer o utilizar algo; la mayoría, para obtener un puesto de trabajo y ganarse con él la vida.
Si no sentimos curiosidad ni necesidad de realizar tales estudios podemos prescindir tranquilamente de ellos. Abundan los conocimientos muy interesantes pero sin los cuales uno se las arregla bastante bien para vivir: yo, por ejemplo, lamento no tener ni idea de astrofísica ni de ebanistería, que a otros les darán tantas satisfacciones, aunque tal ignorancia no me ha impedido ir tirando hasta la fecha. Y tú, si no me equivoco, conoces las reglas del fútbol pero estás bastante pez en béisbol. No tiene mayor importancia, disfrutas con los mundiales, pasas olímpicamente de la liga americana y todos tan contentos.
Lo que quiero decir es que ciertas cosas uno puede aprenderlas o no, a voluntad. Como nadie es capaz de saberlo todo, no hay más remedio que elegir y aceptar con humildad lo mucho que ignoramos. Se puede vivir sin saber astrofísica, ni ebanistería, ni fútbol, incluso sin saber leer ni escribir: se vive peor, si quieres, pero se vive. Ahora bien, otras cosas hay que saberlas porque en ello, como suele decirse, nos va la vida. Es preciso estar enterado, por ejemplo de que saltar desde el balcón de un sexto piso no es cosa buena para la salud; o de que una dieta de clavos (¡con perdón de los fakires!) y ácido prúsico no permite llegar a viejo. Tampoco es aconsejable ignorar que si uno cada vez que se cruza con el vecino le atiza un mamporro las consecuencias serán antes o después muy desagradables. Pequeñeces así son importantes. Se puede vivir de muchos modos pero hay modos que no dejan vivir.
En una palabra, entre todos los saberes posibles existe al menos uno imprescindible: el de que ciertas cosas nos convienen y otras no. No nos convienen ciertos alimentos ni nos convienen ciertos comportamientos ni ciertas actitudes. Me refiero, claro está, a que no nos convienen si queremos seguir viviendo. Si lo que uno quiere es reventar cuanto antes, beber lejía puede ser muy adecuado o también procurar rodearse del mayor número de enemigos posible. Pero de momento vamos a suponer que lo que preferimos es vivir: los respetables gustos del suicida los dejaremos por ahora de lado. De modo que ciertas cosas nos convienen y a lo que nos conviene solemos llamarlo «bueno» porque nos sienta bien; otras, en cambio, nos sientan pero que muy mal y a todo eso lo llamamos «malo». Saber lo que nos conviene, es decir: distinguir entre lo bueno y lo malo, es un conocimiento que todos intentamos adquirir —todos sin excepción— por la cuenta que nos trae. Como he señalado antes, hay cosas buenas y malas para la salud: es necesario saber lo que debemos comer, o que el fuego a veces calienta y otras quema, así como el agua puede quitar la sed pero también ahogarnos. Sin embargo, a veces las cosas no son tan sencillas: ciertas drogas, por ejemplo, aumentan nuestro brío o producen sensaciones agradables, pero su abuso continuado puede ser nocivo. En unos aspectos son buenas pero en otras malas: nos convienen y a la vez no nos convienen. En el terreno de las relaciones humanas, estas ambigüedades se dan con aún mayor frecuencia. La mentira es algo en general malo, porque destruye la confianza en la palabra —y todos necesitamos hablar para vivir en sociedad— y enemista a las personas; pero a veces parece que puede ser útil o beneficioso mentir para obtener alguna ventajilla. O incluso para hacerle un favor a alguien. Por ejemplo: ¿es mejor decirle al enfermo de cáncer incurable la verdad sobre su estado o se le debe engañar para que pase sin angustia sus últimas horas? La mentira no nos conviene, es mala, pero a veces parece resultar buena. Buscar gresca con los demás ya hemos dicho que es por lo común inconveniente, pero ¿debemos consentir que violen delante de nosotros a una chica si n intervenir, por aquello de no meternos en líos? Por otra parte, al que siempre dice la verdad —caiga quien caiga— suele cogerle manía todo el mundo; y quien interviene en plan Indiana Jones para salvar a la chica agredida es más probable que se vea con la crisma rota que quien se va silbando a su casa. Lo malo parece a veces resultar más o menos bueno y lo bueno tiene en ocasiones apariencias de malo. Vaya jaleo. Lo de saber vivir no resulta tan fácil porque hay diversos criterios opuestos respecto a qué debemos hacer. En matemáticas o geografía hay sabios e ignorantes, pero los sabios están casi siempre de acuerdo en lo fundamental. En lo de vivir, en cambio, las opiniones distan de ser unánimes. Si uno quiere llevar una vida emocionante, puede dedicarse a los coches de fórmula uno o al alpinismo; pero si se prefiere una vida segura y tranquila, será mejor buscar las aventuras en el videoclub de la esquina. Algunos aseguran que lo más noble es vivir para los demás y otros señalan que lo más útil es lograr que los demás vivan para uno. Según ciertas opiniones lo que cuenta es ganar dinero y nada más, mientras que otros arguyen que el dinero sin salud, tiempo libre, afecto sincero o serenidad de ánimo no vale nada. Médicos respetables indican que renunciar al tabaco y al alcohol es un medio seguro de alargar la vida, a lo que responden fumadores y borrachos que con tales privaciones a ellos desde luego la vida se les haría mucho más larga. Etc. En lo único que a primera vista todos estamos de acuerdo es en que no estamos de acuerdo con todos. Pero fíjate que también es tas opiniones distintas coinciden en otro punto: a saber, que lo que vaya a ser nuestra vida es, al menos en parte, resultado de lo que quiera cada cual. Si nuestra vida fuera algo completamente determinado y fatal, irremediable, todas estas disquisiciones carecerían del más mínimo sentido. Nadie discute si las piedras deben caer hacia arriba o hacia abajo: caen hacia abajo y punto. Los castores hacen presas en los arroyos y las abejas panales de celdillas hexagonales: no hay castores a los que tiente hacer celdillas de panal, ni abejas que se dediquen a la ingeniería hidráulica. En su medio natural, cada animal parece saber perfectamente lo que es bueno y lo que es malo para él, sin discusiones ni dudas. No hay animales malos ni buenos en la naturaleza, aunque quizá la mosca considere mala a la araña que tiende su trampa y se la come. Pero es que la araña no lo puede remediar..

En base a lo que lees contesta:
1.       Sin que cosas no podrías vivir sin saber.
2.       Que cosas (3) no te convendría para tu vida.
3.       Por que no te conviene la mentira a ti en tu hogar.
4.       Teniendo en cuenta lo anterior te consideras que eres así, por que?

Etica 66 TODOS

   SER PERSONA [1]


 Básicamente lo que me hace persona es el hecho de que  puedo “soñar por mí mismo”, puedo tomar mis propias decisiones, buscar cosas nuevas.  Puedo pensar lo que voy a hacer y hacerlo; por ejemplo, puedo pintar, dibujar, componer coplas, poemas o canciones, estudiar determinada profesión y ejercerla. Poseo autonomía.

Puedo distinguir lo que me conviene de lo que no me conviene, tengo los valores que me dan la capacidad de ser cada vez mejor, puedo hacer mucho para respetarme a mí mismo y para respetar a mis compañeros. Puedo ser yo.

Soñar por mi mismo es no dejarme manipular, no permitir que piensen por mí, no esperar a que alguien haga lo que me corresponde, hacer. Soñar por mi mismo significa tener mi propia voz, mi estilo al caminar, mis propias actuaciones y actitudes  que proyecten mi personalidad, mi forma de ser particular, diferente a los demás. No hay otra persona exactamente igual en mi forma de pensar, de asumir la vida, de analizar las cosas. Soy un ser particular.

Soñar por mi mismo es ser capaz, por mí mismo, de satisfacer mis necesidades materiales: comer, vestirme, bañarme, y también mis necesidades emocionales, sentimentales y espirituales para sentirme más seguro; puedo proyectar afecto, amor y experimentar el sentido de pertenencia  hacia mi grupo, mi familia, mi colegio o empresa y en general a la sociedad  en la cual vivo.

A diferencia del sapo, del piojo, de la gallina  y de otros muchos animales que no pueden hacer otras cosa que limitarse a actuar de acuerdo con la programación que la naturaleza les ha dado, yo puedo ir mucho más allá, puedo superar mis propias limitaciones  y no solamente puedo sino que debo, es una obligación, es mi gran tarea; dar el paso de mas para romper esquemas que me permitan construirme cada día como persona y como ser humano con posibilidad de perfección.

Ser persona es comprender plenamente lo que significa ser sujeto, esto es, estar sometido a mi mismo  para descubrirme, conocerme, aceptarme y estar construyéndome día a día, produciendo todo lo que quiero para lograrlo. Ser persona es  ser sujeto posible, como bien lo afirmo Paul Valery en escritos sobre Leonardo Da Vinci: “Lo más verdadero de un individuo y lo mas si-mismo es su posible...”  Y lo posible se va logrando porque trabaja para ser cada día más y mejor, para sentirse pro-yecto y caminar hacia el futuro, hacia una meta que no se alcanza, seguro de que al avanzar me voy enriqueciendo, me voy formando.    

Ser persona es entender que todo lo tengo por aprender, como dice Emmanuel Kant “El hombre ha tenido que producir todo por sí mismo”. Pero para lograrlo estoy dotado de un equipaje de valores, cualidades y habilidades que debo conocer y poner a funcionar para construir mi propia vida y prolongarla. Tengo la obligación  de conocerme y estimular mis potencialidades  para que produzcan y den muchos frutos.

Pero no basta con conocerme y trabajar en mi ismo, es necesario proyectarme a los otros, pues ser persona también significa ser capaz de vivir en sociedad, de asumir actitudes de cooperación, ayuda y tolerancia.

Esta prolongación es, al mismo tiempo, proyección por medio de la palabra que anuncia decisiones, posiciones, opiniones, lo cual tiene sentido al interactuar con los demás, con otros interlocutores.

Por esto, como persona, soy un ser social que, en interacción con otras personas y con el mundo, se va transformando y va transformando la realidad que lo circunda.

Partir de la lectura responde, para presentar en hojas al docente.

 1. En que reflejas tu singularidad
 2. Que limitaciones has superado
 3. Explica la frase de Emmanuel Kant del texto
 4. Como te proyectas a los demás
 5. Que has aceptado de ti

lunes, 27 de octubre de 2014

Libertad grado 6.6

Responde en base a la lecturas
1. Los annimales poseen libertad
2" No conozco la libertad, sino hombre libres" 
     Interpreta la frase.
3. "La verdadera libertad consiste en el dominio de si
      mismo" Interpreta la frase.
4. Que es Libertad y que no es libertad
5. Que exige la libertad, nombra 3 aspectos 
Actividad para entregar en hojas el  4 de nov


Me doy cuenta de lo que hago



Me doy cuenta de lo que hago.

Con la vida también llega la conciencia, el lugar más secreto y sagrado del ser humano, lo más profundo de su ser;  esa voz interior que le habla y le dice lo que debe hacer  y lo que debe evitar con el fin de que procesa correctamente para poder cumplir con el llamado a ser cada día mas mejor persona humana y así irse encaminando durante su visa hacia la plenitud.

Esta conciencia es la referencia más segura para llegar a ser fiel consigo mismo y hacer honor a su dignidad. Por ella el ser humano se coloca por encima de las especies animales que están bajo su dominio, para su bienestar y el mundo en general.

La conciencia merece atención y debe ser fortalecida de manera recta todos los días, porque si así no fuere se va debilitando y la persona se va degradando y destruyendo.
Es necesario hacer silencio, detenerse unos momentos para oír esta voz. Escucharla, tenerla en cuenta y seguirla es la clave para que el ser humano este en paz, se sienta en armonía y viva en comunión consigo mismo y con los demás.

Este anuncio, que sale de lo más profundo del ser se articula con la realidad circundante y la vocación común de todos los humanos. Dicha articulación permite un equilibrio entre las realidades subjetivas y objetivas.  Atender este equilibrio
 Es fundamental para que el valor de la justicia conviva entre todos los seres humanos.
Por tanto, la conciencia es la voz y es brújula que anuncia y señala el camino de los valores, de los buenos propósitos; el sendero de las buenas acciones. Por ello hay que cultivarla, hay que obedecerle para mantenerla recta, y así cada vez que se siga su deseo, se actué con tranquilidad propia de quien hace lo que es correcto,  lo que es justo, lo que es honesto, de tal  manera que los frutos de la fidelidad a la conciencia no son otros que la unión entre las personas, el acierto en la solución de los problemas individuales y sociales y el acercamiento a la vida plena.

Toda persona, requiere de una conciencia fresca, despierta y recta para poder estar frente a los compromisos, para no olvidad las obligaciones, para ser fiel al momento presente, para estar mental y emocionalmente donde está el cuerpo; para estar atento a lo que dice y a lo que le dicen, para estar vigilante de lo que pasa y lo que le pasa.

La conciencia recta se requiere, definitivamente, para ser responsable frente a la propia vida, la de los demás y la del mundo. Es parte del equipaje con que el ser humano llega a la vida para que la utilice como una herramienta que le permita tomar decisiones consientes propias de un ser que está despierto, alerta y vigilante.

La ética comienza precisamente en una toma de conciencia, conciencia de ser persona para hacer introspección, cargarse de valores y sobre todo de mucha fe y esperanza para enfrentar los retos que ha de encontrar afuera; conciencia de ser humano para practicar la interacción con las demás personas y caminar en grupo disfrutando los valores de la conciencia; conciencia de que es habitante de una casa frágil que hay que cuidar con respeto, responsabilidad y amor.

Tomado de La Ética: un arte de vivir. de Betuel Cano

Actividad.

 A partir de la lectura del texto responde:
1. Qué caracteristicas tiene la conciencia ?
2. Para que ne neceseita la conciencia?
3. La conciencia es algo acabado?
4. Por que la conciencia se relaciona con la justicia?

Trabajo para entregar en Hojas

martes, 21 de octubre de 2014

Etica 6.6

                                                     Actividad para 6.6 

En casa, debes desarrollar y entregar el dia lunes 27 de octubre en hojas.



Mi  realización personal

Sueña que tienes alas y vuela.
Sueña que un día de ti la pena se aleja.
Sueña que descubres mundos escondidos.
Sueña que tus errores están extinguidos.

Siempre debes tener en la cuenta que debes programarte para el futuro, ya que no debes ir a ciegas por la vidas, para ello ten presente tus habilidades, dones, valores, para que logres lo que quieras, lo que deseas.

Reflexiona y explica

Si tienes mascota piensa en lo siguiente
Puede ella programarse para ser mejor?
Puedes tu programarte para ser mejor humano?
Dentro de 5 años deseo?
Dentro de  10 años deseo?

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Cartografia 6

LA REPRESENTACIÓN DE LA TIERRA.
El globo terráqueo es la manera más exacta de representar la Tierra, pero es menos práctico que un mapa. Por esta razón los cartógrafos utilizan distintos sistemas matemáticos denominados proyecciones, que son redes de meridianos y paralelos dibujadas sobre una superficie plana para intentar trasladar una realidad esférica a una superficie plana, el mapa.
Otro problema al que se enfrentan los geógrafos es representar la gran extensión de la Tierra en el limitado espacio de un mapa, resuelto mediante la utilización de una escala, que permite ampliar o disminuir una superficie respetando sus proporciones.

Los sistemas de proyección
Pero toda representación de la Tierra sobre un mapa contiene ciertas deformaciones de la superficie que reproduce, ya que la forma esférica es una superficie geométrica no desarrollable. Por este motivo existen diversos sistemas de proyección o métodos de correspondencia entre los puntos del globo terráqueo y el plano. Se diferencian tres tipos básicos:
Proyecciones conformes: que representan la esfera respetando la forma, pero no el tamaño.
Proyecciones equivalentes: que respetan las dimensiones de las áreas pero no sus formas.
Proyecciones equidistantes: que mantienen la distancia real entre los distintos puntos del mapa.
Ninguna proyección puede ser de todos los tipos a la vez. Las distintas utilidades de cada tipo de mapa determinan la elección de uno u otro sistema, aunque normalmente se prefiere el conforme por ser el que mejor representa la forma real de los continentes.

Algunos tipos de proyecciones
Proyección cilíndrica de Mercator: en ella la superficie cilíndrica es tangente a la Tierra por el ecuador. Los meridianos se representan por rectas paralelas y equidistantes, mientras que los paralelos, representados por rectas perpendiculares a los meridianos, son tanto más próximos entre sí cuanto mayor sea la latitud. Representa fielmente las zonas cálidas, pero deforma y aumenta las distancias en las zonas templadas y más aún en las frías, por lo que es una proyección conforme.



Proyección cónica de Lambert: también es conforme. Utiliza un cono tangente a la superficie terrestre y su eje coincide con el eje de la Tierra. Los meridianos son líneas rectas concurrentes y los paralelos arcos concéntricos centrados en el punto de intersección de los meridianos.



Proyección Polar: utiliza un plano tangente a los polos. En este caso son acertadas las dimensiones en torno al Polo, pero se distorsionan conforme nos alejamos de él. 



 Proyección de Peters: se trata de una proyección equivalente, ya que procura disminuir las deformaciones de las superficies. Los tamaños de las masas continentales están bien delimitados, pero sus formas han sido enormemente distorsionadas y las distancias son muy imprecisas. 


 Proyección homolosena de Goode: proyección discontinua en la que la Tierra se representa en partes irregulares unidas. Se consigue así mantener la sensación de esfera y una distorsión mínima de las zonas continentales. 
 
 
La escala
Se llama escala de un plano o mapa a la proporción que existe entre una distancia cualquiera medida en el mapa y la correspondiente medida sobre el terreno. Así, por ejemplo, la escala numérica 1:50.000 significa que cada centímetro del mapa corresponde a 50.000 centímetros en la realidad.
La escala se puede representar también de forma gráfica, mediante un segmento dividido en partes iguales que permite medir directamente las distancias en el mapa, como si se tratara del propio terreno.

 

En relación con la escala podemos distinguir do tipos básicos de mapas:
Mapas a gran escala: hasta 1:100.000, representan con gran detalle la realidad, al representar en una superficie cartográfica relativamente grande una reducida zona de la superficie terrestre.
 Mapas a pequeña escala, superiores a 1:100.000, representan zonas muy extensas de la Tierra en superficies cartográficas muy pequeñas.

Tipos de mapas:
 Hay dos tipos fundamentales de mapas:
 Mapas topográficos: representan con precisión los principales elementos físicos y humanos de un territorio.
Mapas temáticos: representan un determinado aspecto geográfico, mediante símbolos o colores. Representa situaciones muy diversas, como el clima de una zona, los recursos económicos existentes, la distribución de la población, etc. 

Otras representaciones de la Tierra:
Los planos.
La fotografía aérea.
La fotografía espacial.
La teledetección.
Los mapas virtuales.
La interpretación de los mapas: El Mapa Topográfico Nacional
Los mapas topográficos son aquellos que utilizan escalas muy grandes (1:25.000 y 1:50.000) porque representan superficies muy pequeñas de la Tierra. Son los mapas adecuados para estudiar las poblaciones y sus comarcas adyacentes.
 

 En los mapas topográficos, como en el Mapa Topográfico Nacional editado en España desde 1.853, aparecen aspectos físicos (relieve, red hidrográfica, vegetación, etc.) y aspectos humanos (cultivos, hábitat, red de carreteras, ferrocarriles, límites políticos, etc.), junto con la leyenda con los signos convencionales que permite identificarlos:
El relieve está representado en el mapa mediante las curvas de nivel, dibujadas en color marrón y con equidistancia de 20 metros de desnivel. Cada cinco curvas (100 metros) se traza una línea más gruesa junto a la que aparece la cota o altura sobre el nivel del mar.
La red hidrográfica, lagos, lagunas, estanques, etc., están dibujados en el mapa en color azul.
La vegetación, tanto la natural